Ya llevamos tres días en Asturias y el tiempo se nos va volando, es mucho lo que estamos disfrutando. El primer día en Picos de Europa fue, como el paisaje que nos rodea: espectacular.

Llegamos al embarcadero del Sella sobre la hora prevista y con suerte, porque a pesar de todos los pronósticos meteorológicos, no nos llovió durante el recorrido, así que pudimos disfrutar de la actividad a tope. Llegamos al Albergue a la hora del almuerzo. Y por la tarde, hubo paint ball, muchas risas y alguna que otra herida de guerra…

El martes estuvimos en la cueva de Cobijero. El paisaje de los acantilados de LLanes nos dejó con la boca abierta, pero no pudimos cerrarla en todo el día porque la subida a los lagos de Covadonga nos dejó sin palabras…

Hoy, hemos hecho la ruta del Cares. El recorrido de 21 km es duro en algunos tramos, aunque merece la pena por el paisaje, la superación personal que implica, la solidaridad y sobre todo, por la sonrisa que teníamos todos al regresar al albergue.