Pocas profesiones pueden ser más gratificantes que las relacionadas con la Educación. Y más en días como hoy, en los que se demuestra que cualquier persona, sin importar su procedencia ni sus capacidades puede alcanzar cualquier meta que se proponga. Hoy se despide nuestra compañera Laura, alumna de la Formación Profesional Básica Especifica, para irse a las prácticas de empresa tras dos años en nuestro centro. Todo un ejemplo de superación que demuestra que no hay barreras que impidan alcanzar los sueños.

Deseamos de corazón que la vida te sonría como tú le sonríes a ella y a todos los que te rodeamos. Te queremos y te echaremos mucho de menos.

Irene Urdiales, tutora de la FPB Específica del IES Antonio Gala