A la ilustre ciudad de Emérita Augusta le cupo la dicha de recibir el pasado día 6 de abril a una expedición de alumnos de 1° y 2° de bachillerato del IES Antonio Gala que se disponían a confrontar sus conocimientos teóricos sobre la cultura clásica y los vestigios de la misma en dicha urbe. La comitiva, comandada por la doctora Sonia Cardona y su acólito el residente Manuel López,  arribó a Mérida a las 10.30 horas e inmediatamente inició una ruta pedestre desde el puente romano hasta el centro de la metrópolis, donde visitaron el museo de arte romano de la mano de dos simpares anfitrionas. Tras el obligado refectorio o colación, la expedición, siguiendo las pormenorizadas explicaciones de la bien hablada (valga la redundancia) Eulalia, nuestra guía autóctona, disfrutó de la visita al anfiteatro y al teatro  (jumping Just flash fotográfico incluido ) para continuar con un tour por el circo y los restos de los dos acueductos. Finalmente el grupo recaló en el hotel Lusitania y, tras las abluciones de rigor, se dispuso a devorar la noche emeritense. Fiasco total. Tan solo algunos intrépidos alumnos de 2°, acompañados del incombustible residente, disfrutaron de un animado Karaoke que desató el entusiasmo de alguna lugareña. Mediada la hora tertia y poco antes de maitines, los alumnos dispusieron de 3 … segundos para caer en brazos de Morfeo.  La jornada siguiente se inició con la visita a la Alcazaba y se cerró con la grata sorpresa de la contemplación bucólica de la presa de Proserpina, lugar paradisíaco que puso punto y final a nuestra expedición.  Alea iacta erat.

Abajo, prueba gráfica de lo acontecido.

Manuel López, el residente, y profesor de Lengua y Literatura del IES Antonio Gala.